Primera Prediccion

Skuld está sentada en un teatro con una sola butaca. Frente a ella hay en escenario iluminado con un fondo que parece sacado de Peter Pan, una vista aérea de un Londres Victoriano con el Big Ben dominando el paisaje. El único atrezzo es un ornado trono, alto y dorado. Entra en escena un hombre regio y alto, aunque vestido con ropas simples. Con sencillez se sienta en el trono, como si le perteneciese. Un rey. Al poco aparece una figura encapuchada, que empieza a convocar llamas y demonios sobre el paisaje. El rey le intenta parar, y en el proceso destroza tanto o más de lo que el encapuchado rompió. Finalmente, prevalece. 

Con pinta cansada, manda llamar a una mujer. Regia, elegante, una aristócrata de alta cuna. la Abraza. Otra vez más el encapuchado vuelve, y otra vez más lo echan, de esta más facilmente al trabajar juntos. La aristócrata encuentra una pequeña sanguijela, con un lacito rosa, y se la da al rey. El rey la acaricia, le da una cuna y le lleva gente que comer. La sanguijuela crece y engorda. El rey la cubre de regalos. La sanguijela crece más. 

De pronto, se oyen truenos. Una inmensa tormenta. El rey parte. Con una sonrisa, la aristócrata sienta la sangijuela en el trono. La sanguijuela sonríe y da palmas. La aristócrata pone un hilo sobre la sanguijuela, otro sobre el trono, y empieza a hacerlos bailar. El encapuchado, solemne, se prepara para volver a atacar.

Primera Prediccion

Londres Lunático Hieros Hieros